Realmente, ¿Importa que tarjeta de memoria compramos a nuestras cámaras?

Muchas veces nos hemos tomado el tiempo de buscar esa cámara que tenga las prestaciones necesarias que buscamos para ese proyecto nuevo que deseamos iniciar, le dedicamos horas o días enteros a ver las diferentes reseñas del producto antes de al fin tomar esa deción por la marca y modelo especifico y muchas veces también hemos ahorrado mucho para hacer la mejor inversión de nuestro dinero. Entonces llega el momento de pasar por la tienda y tomar esa tarjeta de memoria muy necesaria para la cámara y vaya sorpresa, el desempeño del producto no es el que nos estaban ofreciendo los fabricantes de la cámara.

Ser fotógrafo profesional o simplemente un aficionado a esta disciplina, es una constante de tomar muchas desciciones y dentro de estas el tema de como invertir nuestro dinero es de las más importantes. En este sentido de nada sirve que invirtamos en las mejores cámaras sino contemplamos con la misma dedicación a elegir las tarjetas de memoria adecuadas, pues estas serán las responsables de que suframos o no de cuellos de botella a la hora de capturar las imagenes o de transferirlas a nuestras computadoras. El tiempo es dinero y si tomas la fotografía como negocio deberías entender que las altas velocidades a la hora de trabajar influyen mucho.

Captura de pantalla 2019-05-12 a la(s) 15.34.01

Luego de esta reflexión, quiero compartir con ustedes Camera Memory Speed, un sitio web que te recomienda según tu modelo de cámara y en función de su desempeño cuales marcas o tipos de tarjeta deberías adquirir para gozar del máximo rendimiento. Ojo no están todos los modelos, pero si los principales o los «más usados» dentro del mercado fotografico o de creadores de contenidos (youtubers), el motivo de esto es muy simple: son un grupo de personas que hacen este proyecto con sus propios fondos, lo cual convierte este trabajo en algo bastante caro (ya lo mencioné arriba que como trabajo o afición es caro por el tema de inversión en los equipos), pero hace que sean opiniones muy reales de personas que analizan y dan su punto de vista sin el compromiso de quedar bien con las marcas. Cuentan también con información útil con referencia las garantias que cada marca ofrece, pero lo que más me llama la atención es sobre como saber si esa tarjeta es o no una copia barata de ese modelo top de memoria.

Según comentan en el sitio el método de trabajo consiste:

Cada cámara se pone a prueba en una configuración consistente con varias tarjetas de memoria y se analiza el trabajo de cada tarjeta. Los resultados incluyen la velocidad de escritura durante el disparo continuo y una medida del número de disparos que se pueden tomar durante 30 segundos de disparo en ráfaga continua. Los resultados se presentan en una tabla que se puede ordenar por velocidad de escritura, tipo de tarjeta, capacidad y precio. El análisis detallado incluye detalles acerca de la capacidad de amortiguación para cada modo de imagen (RAW + JPEG, RAW y JPEG). Para cada modelo de cámara, se recomiendan tarjetas específicas para el rendimiento más rápido y el mejor resultado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.